Evaluación para la justicia socialRecursos Educativos

Preguntas para iniciar procesos de reflexión profesional desde miradas de evaluación justa #EvaluaciónJusta

Evaluar no es solo una cuestión técnica sobre qué instrumento elegir o cómo hacer la evaluación “objetiva” y “comparable”. Muchas veces nos planteamos preguntas muy cerradas que asumen un marco muy restringido conocido como medición educativa. La evaluación justa es una perspectiva de reflexión abierta a la imaginación y la indagación que aboga por iniciar procesos de reflexión, construcción y acción transformadora, con participación vinculante de las/los protagonistas en la creación de procesos y tecnologías (en sentido amplio) de evaluación.

Compartimos algunas preguntas catalizadoras con ánimo de apoyar la reflexión profesional en torno a la evaluación actualmente muy limitada por el marco reduccionista de la medición educativa, el conductismo de la calificación y la estandarización de aprendizajes. No dejemos que el reduccionismo de algunas perspectivas se tome nuestro sentido común.

Preguntas propuestas

¿Quién/quiénes evalúa(n)? ¿La comunidad de protagonistas? ¿Entidades externas? ¿Modelos mixtos?

¿Por qué evaluar? ¿Qué razones filosóficas fundamentan la evaluación? ¿Qué relaciones de poder se construyen a través de los diversas formas o planteamientos de la evaluación? ¿Evaluamos desde una visión de ser humano integral y diverso? ¿O de ser humano estandarizable y solo al servicio del mundo del trabajo?

¿Para qué evaluar? ¿Para controlar? ¿Para vigilar? ¿Para discriminar? ¿Para conducir a las/los evaluados? ¿Para imponer visiones del mundo a través de consecuencias? ¿Para apoyar y retroalimentar procesos y decisiones?

¿Con qué medios, eventos o instrumentos? ¿Pruebas de papel y lápiz? ¿A través del diálogo? ¿A través de eventos? ¿Con medios despersonalizados? ¿A través de situaciones enmarcadas en relaciones de afecto o mediante interacciones sin vínculo afectivo?

¿A quiénes evaluamos y a quiénes no? ¿Por qué algunos se evalúan y otros no? ¿Los sostenedores son evaluados? ¿Podemos medir o cuantificar aquello que queremos evaluar? ¿Cuáles son los límites de las propuestas con las que nos comprometemos? ¿Qué priorizamos, que dejamos dentro/fuera?

¿Qué evaluar? ¿Evaluaremos conocimientos, competencias, saberes, aprendizajes, capacidades, objetivos, habilidades? ¿Por qué no se evalúa la estabilidad laboral, el maltrato en el lugar de trabajo o el autoritarismo escolar o etc.? ¿Evaluamos la enseñanza, el aprendizaje, las relaciones, la organización, la toma de decisiones, el bienestar, la dirección escolar, la gestión, los efectos indeseados?

¿Cómo usar la información y con qué fines? ¿Qué hacemos con la información que se genera? ¿Se usa dentro del proceso o fuera del proceso? ¿Tienes sentido generar información y no usarla? ¿Contribuye a la mejora usar la información generada contra las/los participantes del proceso? ¿Se organizan procesos de reflexión individual y colectiva? ¿Quiénes participan en los procesos reflexivos? ¿Se usa la información para proponer cambios o mejoras?

¿Qué efectos deseados/indeseados/nocivos generamos con las prácticas de evaluación? ¿Aumento de la carga de trabajo? ¿La carga de trabajo se justifica con efectos positivos de la evaluación? ¿Se están remunerando en forma adecuada los nuevos procesos? ¿La organización escolar permite tiempo de calidad para realizar procesos de evaluación densos y profundos? ¿Está el proceso de evaluación limitando/restringiendo/reduciendo/empobreciendo los procesos de mejora?

¿Qué alternativas de evaluación imaginamos? ¿Qué alternativas imaginamos para superar las limitaciones y reduccionismo de la medición educativa, la calificación conductista y la estandarización de las/los aprendizajes? ¿Son viables? ¿Cómo podemos hacerlas viables? ¿Podemos implementarlas? ¿Es posible en nuestro contexto experimentar  e investigar con nuevas formas y concepciones de la evaluación?

Comparte también tus preguntas a través de comentarios. Las incorporaremos con tu nombre en la próxima actualización de esta entrada.

Bibliografía recomendada para reflexionar y explorar propuestas de evaluación alternativas

El diálogo como fundamento de comunicación ética en la evaluación Accede aquí.

Evaluación, ética y poder Acceder aquí.

La evaluación ética en la educación para el desarrollo humano Accede aquí.

La evaluación como instrumento de poder Accede aquí.

La evaluación dialógica en la educación de personas adultas Accede aquí.

La evaluación auténtica de los procesos educativos Accede aquí.

Comentarios

Miguel Stuardo Concha es profesor e investigador independiente. Doctor en Educación por La Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Máster en Calidad y Mejora de La Educación (UAM). Profesor de Castellano y Comunicación y Licenciado en Educación (UFRO). Investiga sobre mejora escolar, asesoramiento educativo, educación y justicia social e investigación libre y abierta. Mantente al tanto de sus proyectos de investigación visitando su perfil en Research Gate ¿Te gustan las publicaciones de Miguel? Tal vez te interesa financiar su trabajo independiente con una microdonación y hacerlo sostenible. Donar via Mercadopago aquí -O- Donar via Paypal acá. https://orcid.org/0000-0003-2617-0035

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.