Opinión, análisis e Investigación

Urge educación intercultural bilingüe en donde el castellano sea lengua extranjera y el mapudungun la lengua vehicular de la enseñanza

¿El sistema educativo contribuye a conservar la diversidad lingüistica del territorio? Si miramos el caso de la lengua mapuche, su estatus en la educación formal y algunas investigaciones, todo indica que se está contribuyendo por omisión o estrategia al genocidio de la diversidad lingüística. Así describe Wittig (2009) el problema contemporáneo con el mapudungun: “según investigaciones recientes (principalmente Gundermann, 2005; Zúñiga, 2007; Giannelli , 2008a y Gundermann et al., 2008), el mapudungun se encuentra en una fase de desuso progresivo: su número de hablantes disminuye, el uso del español se extiende hasta en los ámbitos tradicionales, el quiebre de la transmisión intergeneracional adquiere niveles críticos, la lengua no logra adaptarse a las nuevas funciones comunicativas que supone el contexto urbano. En los últimos años hemos mantenido un contacto permanente con hablantes de mapudungun, académicos mapuches, dirigentes urbanos y autoridades tradicionales, quienes desde sus particulares perspectivas reafirman grosso modo el cuadro descrito por las investigaciones formales”. ¿Qué propuestas creativas podemos plantear ante este problema?

Desde mi punto de vista urge educación intercultural bilingüe en donde el castellano sea lengua extranjera y el mapudungun la lengua vehicular de la enseñanza. Escuelas, liceos, universidades bajo control mapuche de currículo propio es parte de la solución. Me pregunto: ¿Alguna organización mapuche exige o está implementando estas cuestiones concretas? No tengo respuesta.

En la historia reciente de la democracia y a nivel escolar, el mapudungun nunca ha tenido el estatus de lengua vehicular de la enseñanza en Chile. En parte, porque las comunidades mapuche siempre han estado marginadas de las esferas de toma de decisiones en materia de políticas de educación formal. Basta con mirar la composición del Consejo Nacional de Educación y/o la poca representación política en la cámara de diputados y el Senado.

¿Y la educación intercultural? No vale cualquier tipo de educación intercultural si el objetivo auténtico es conservar el patrimonio lingüístico. Algunos sectores en Chile parecen muy interesados en dejar morir la lengua y se nota su huella digital en las políticas que proponen. La educación intercultural en castellano, la idea más radical del Estado actualmente en curso, es una peligrosa estrategia que no soluciona la devaluación del mapudungun en la educación formal. La educación intercultural en castellano posiciona al mapudungun como una asignatura electiva sin inmersión. Si bien hay un programa estatal denominado Educación Intercultural Bilingüe, recursos económicos especiales y una Asignatura denominada Lengua Indígena con 4 horas semanales. Sin embargo estás propuestas chilenas están operan bajo una lógica contradictoria: los sostenedores, quienes deciden el proyecto educativo en la práctica, suelen ser no-mapuche y al mismo tiempo otros elementos claves del sistema de medición curricular (pruebas estandarizadas SIMCE, PSU esta última que define el acceso a la Universidad, por ejemplo) sigue siendo en castellano (ver por ejemplo un proyecto educativo supuestamente Intercultural Bilingüe real). Se carece también de un modelo de inmersión que considere la actual asimetría lingüística que perjudica a los hablantes de mapudungun y de otras lenguas indígenas.  Son políticas con trampa, los expertos lo saben y eso es lo que irrita sobremanera. Generan una apariencia de reconocimiento cultural sin contribuir a la conservación efectiva de cuestiones esenciales: reproducir y ampliar una creciente comunidad de hablantes de mapudungun.

Quizás el problema de la perspectiva intercultural es intrínseco a la simetría buenista que busca generar entre las culturas dialogantes. Dado el estado de avance del genocidio lingüístico en Chile, sea necesario plantear una educación monocultural centrada solo en la perspectiva y lengua mapuche para compensar los efectos de la inmensa asimetría del castellano y la cultura occidental latinoamericana.

El modelo de inmersión lingüística del sistema educativo catalán u otras experiencias exitosas podrían servir de inspiración para que comunidades mapuche diseñen y creen una forma efectiva de conservar la lengua (para conocer más sobre el modelo catalán y las actuales tensiones globales que lo afectan recomiendo leer El plan de lengua y cohesión social en Cataluña: primeros datos de una investigación).

Las actuales políticas diseñadas desde el poder central en Santiago, más interesado en cuestiones económicas y empresariales que en conservar el patrimonio cultural y garantizar derechos políticos a las comunidades mapuche; o la educación intercultural seudo bilingüe y católica (muy habitual en el sur de Chile a través de sostenedores vinculados a esta religión) tiene limitaciones importantes e intereses contradictorios. Que las comunidades propongan, diseñen y gobiernen su propio sistema educativo es un mínimo esencial.

Referencias

Giannelli, Luciano. 2008b. “La lengua nativa entre los mapuches urbanizados de Santiago de Chile. Un ejemplo de análisis en el marco de la hegemonía lingüístico-cultural”, en NAE 24, pp. 23-31.

Gundermann, Hans. 2005. “Estudio del contexto sociolingüístico de comunidades aymarás, atacameñas y mapuche de Chile”. En Vergara, J. y Gundermann, H. (editores): Descripción del contexto sociolingüístico en comunidades indígenas de Chile, Santiago: Programa EIB MINEDUC – Programa Orígenes, pp. 13-97.

Gundermann, Hans, Jaqueline Canihuan, Alejandro Clavería y César Faúndez. 2008. Perfil sociolingüístico de comunidades mapuches de la Región del Biobío, Araucanía, los Ríos y los Lagos. Informe de Investigación. Santiago: CONADI – UTEM.

Zúñiga, Fernando. 2007. “‘Mapudunguwelaymi am? ‘¿Acaso ya no hablas mapudungún?’ Acerca del estado actual de la lengua mapuche”, en Estudios Públicos 105, pp. 9-24. [ Links ]

Wittig G, F. (2009). DESPLAZAMIENTO Y VIGENCIA DEL MAPUDUNGÚN EN CHILE: UN ANÁLISIS DESDE EL DISCURSO REFLEXIVO DE LOS HABLANTES URBANOS. RLA. Revista de lingüística teórica y aplicada, 47(2), 135-155. https://doi.org/10.4067/S0718-48832009000200008

Miguel Stuardo Concha es profesor e investigador independiente. Doctor en Educación por La Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Máster en Calidad y Mejora de La Educación (UAM). Profesor de Castellano y Comunicación y Licenciado en Educación (UFRO). Investiga sobre mejora escolar, asesoramiento educativo, educación y justicia social e investigación libre y abierta. Mantente al tanto de sus proyectos de investigación visitando su perfil en Research Gate ¿Te gustan las publicaciones de Miguel? Tal vez te interesa financiar su trabajo independiente con una microdonación y hacerlo sostenible. Donar via Mercadopago aquí -O- Donar via Paypal acá. https://orcid.org/0000-0003-2617-0035

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.