Opinión, análisis e Investigación

La publicidad engañosa del CPEIP para incentivar el estudio de la pedagogía en Chile

En LUN se está difundiendo una actualización de los salarios, teóricos, del año 2020 que recibiría un/una docente del sector público que trabaje bajo el marco de la Carrera Docente. La campaña ha sido contestada críticamente en redes sociales. Un discurso publicitario que desinforma para construir la pedagogía como un objeto de deseo apelando a la vocación y a la alta remuneración. ¿Es una publicidad engañosa? ¿Se dan en la práctica estos salarios? La compleja combinación de factores necesarios para obtener los altos sueldos de la tabla publicitada por el CPEIP son poco frecuentes.

Lo que el CPEIP no dice

El CPEIP publicita en su web y en los diarios la siguiente tabla de salarios para docentes del sector público y establecimientos de otro tipo adscritos a la Carrera Docente. La compleja combinación de factores necesarios para obtener los altos sueldos de la tabla publicitada por el CPEIP son poco frecuentes.

En ella se aprecia un cálculo teórico de lo que podría ganar un docente. Se ve muy interesante a primera vista y está basado en lo que marca la ley. Sin embargo, no se dice las dificultades adicionales y dolores que se debe sufrir para llegar a esas suculentas sumas.

En primer lugar, no se menciona nada sobre que las/los docentes comienzan en un inventado tramo de acceso (no en Tramo Inicial), como indica la tabla. Este Tramo de Acceso es una letra chica que contiene la ley de Carrera Docente y que permite bajar los salarios. Según se aprecia en la tabla de la Minuta nº 2, Análisis Base de Datos de Cargos docentes 2018, el 41,4% está en tramo acceso y muy pocos en los otros tramos en el año 2018. Por tanto, una minoría de docentes está cobrando actualmente los salarios teóricos calculados por el CPEIP.

El cálculo de la publicidad engañosa se basa en tener un contrato de 44 horas. Es decir, si dedicas por entero tu vida al colegio, casi como un apostolado de la pedagogía del sacrificio. Sin embargo, la tabla no dice que el promedio de horas contratadas en el sistema público no es de 44, si no que 38,8 horas, según Minuta nº 2, Análisis Base de Datos de Cargos docentes 2018.

Nada se dice de otros problemas que son parte del día a día del modelo neoliberal de empleo docente aplicado en Chile: las condiciones laborales, los tipos de contrato, del autoritarismo directivo de la organización escolar, el agobio laboral, el desempoderamiento docente, las altas ratios alumnos/profesor para sostener financiaremente el sistema, las presiones de la estandarización educativa que culpabilizan a las/los docentes y las no renovaciones que implican la búsqueda de trabajo durante las vacaciones de verano.

Tampoco se dice que para subir de tramo es necesario una evaluación y luego pruebas de conocimiento poco relacionadas con tu práctica profesional y tu contexto y que tendrás que estudiar en tu tiempo libre no remunerado y en algunos casos pagar de tu propio bolsillo formación para mejorar tu nota.

Una campaña contestada en redes sociales

Por la evidente cara dura del CPEIP, la compaña ha sido contestada en redes sociales en diferentes tonos. Por ejemplo, la usuaria de Instagram elizabethort_s plantea que:”Es un chiste, llevo 20 Años trabajando en colegio municipal y ahora servicio local y mi sueldo ni se acerca a eso y soy avanzado”.

Otra usuaria denominada yanebelly la acusa de mentira y cuestiona argumenta contra el discurso de la vocación como gancho de despitados y despistadas: “Eso es mentira! Reconozcan que hasta la misma Evaluación Docente es un arma de doble filo, mal formulada, factor estresante, sin derecho a pataleo porque al Estado le conviene solo encasillar en tramos bajos, para no reconocer el trabajo de docentes con experiencia que “amenaza” a un sistema que se cae a pedazos. ¿Por qué incentivar que los jóvenes elijan pedagogía si aún no nos otorgan ni siquiera las garantías mínimas a quienes estamos actualmente educando? La “vocación” no debe ser el “gancho” porque lamentablemente no te ayuda a pagar las cuentas a fin de mes. Nos desgastamos física y mentalmente tratando de que nuestros niños/as/es amplíen su perspectiva de futuro, llegamos con nuevas ideas, pero solo encontramos muros de conformismo y mediocridad (en su mayoría) al interior del sistema público.”

Pues, en mi opinión basada en este breve análisis, me parece una campaña de publicidad engañosa, pues no menciona cuestiones relevantes para que las/los estudiantes tomen una decisión bien informada. Lavar la cara a la pedagogía con campañas de marketing, sin mejoras en las condiciones reales de trabajo, no es un camino adecuado para incentivar la elección de la docencia profesional. ¿Y tú qué opinas?

Comentarios

Miguel Stuardo Concha es profesor e investigador actualmente vinculado a la Universidad de Barcelona. Doctor en Educación por La Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Máster en Calidad y Mejora de La Educación (UAM). Profesor de Castellano y Comunicación y Licenciado en Educación (UFRO). Investiga sobre mejora escolar, asesoramiento educativo, educación y justicia social e investigación libre y abierta. Actualmente participa en el proyecto europeo MiCreate: Migrant Children and Communities in a Transforming Europe. Mantente al tanto de sus proyectos de investigación visitando su perfil en Research Gate Actualmente está vinculado a la Universidad de Barcelona, al grupo de investigación consolidado Esbrina y es consultor adjunto de Fundación Red ATE. ¿Te gustan las publicaciones de Miguel? Tal vez te interesa financiar su trabajo independiente con una microdonación y hacerlo sostenible. Donar via Mercadopago aquí -O- Donar via Paypal acá. https://orcid.org/0000-0003-2617-0035

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.